Diplomacia perdida | Dwyn

Ir abajo

Diplomacia perdida | Dwyn

Mensaje por Dekar el Jue Nov 08, 2018 9:37 am

Fiesta de bienvenida en la Cámara de los Susurros
MES II, día 10. Entrada la noche

Aquella noche de tregua duraría poco y todos eran conscientes de ello. Si bien algunos de los presentes eran capaces de comportarse e incluso mostrar cordialidad otros tantos mantenían su constante expresión de estar oliendo inmundicia a su alrededor y uno de los mayores exponentes a ello era el príncipe Harald, algo que no sorprendía a nadie.

Su fama de guerrero férreo era tan grande como la de prepotente distante pero ninguna de esas facultades preocupaba a Dwyn. Debía aprovechar aquella fiesta para establecer contacto con él a sabiendas de que no podría recurrir a la violencia como respuesta, algo demasiado común entre los vansterlandeses, y una vez eliminada esa opción sus pullas y tretas verbales no le preocupaban. Tenía una paciencia digna de Padre Paz, había sido muy necesaria para ejercer como instructor de los Bail, y después de haber visto de reojo lo poco que había durado su conversación con Senja era su deber intentar indagar al respecto. No esperaba muchos resultados de aquel acercamiento pero por lo menos podría afirmar haberlo intentado.

— Buenas noches, su alteza — le saludó con cordialidad pero prescindió de más formalismos como reverencias a sabiendas de que aquellos brutos no apreciaban los protocolos. De hecho no descartaba la opción de que ni siquiera los conocieran — Seguramente no me conozcáis, soy el Padre Dwyn, clérigo real de Trovenlandia — podría haber intentado andarse por las ramas para ganarse su favor de algún modo pero no lo consideraba oportuno. Prefería ser directo como una flecha con aquel hombre — No me ha pasado desapercibido el hecho de que nuestra princesa ha intentado acercarse a vos pero la conversación ha sido tan escueta que me preguntaba si ha surgido algún percance en el que pueda interceder de algún modo — le brindaría la ocasión de contar su parte de la historia pero no esperaba escuchar palabras amables de su parte. De hecho tenía muy claro que Harald aprovecharía la ocasión para echarle en cara que se metiera en sus asuntos y otra sarta de bravuconadas propias de un aguerrido tipo duro pero estaba preparado y le traían sin cuidado sus ladridos pues sabía que en aquel preciso instante no le quedaba más remedio que usar bozal.


Narró ~ < Pienso > ~ - Hablo
avatar
Dekar
Gennin Elite
Gennin Elite

Mensajes : 2041
Fecha de inscripción : 24/01/2012

Estado
 :
800/800  (800/800)
 :
1200/1200  (1200/1200)

Ver perfil de usuario http://stormgenerations.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Diplomacia perdida | Dwyn

Mensaje por Dekar el Jue Nov 08, 2018 9:38 am

Había sido una velada interesante, desagradable pero interesante. No le gustaba nada estar bajo el techo del Alto rey ni compartir la mesa con enemigos, si dependiera completamente de él aquella reunión habría terminado en un baño de sangre, sin embargo, en el fondo sabía que no podía hacerlo, al menos no de esa forma tan arbitraria y no en esos momentos cuando tenían un problema mayor entre sus manos.

Había vuelto a alejarse del gentío para al menos disfrutar de buena comida y bebida, que parecía ser de lo poco rescatable que podría ofrecerle aquella bienvenida, cuando un desconocido se acercó hacia donde estaba. Harald no respondió ante el saludo más que con una mirada, como tratando de interpretar porque aquel sujeto que bien podría derribar con un escupitajo se atrevía a importunarlo. Sin embargo, cuando el sujeto llego finalmente a su presentación, su expresión cambió por completo, las comisuras de sus labios se elevaron en una enorme sonrisa que dio paso a una discreta risa. - ¿Clérigo real? - Risa que fue ganando fuerzas mientras en su cabeza confirmaba que, efectivamente, el tipo había dicho eso. - ¿Eres la clériga real de Trovenlandia? - Esta vez su voz sonó fuerte y la risotada dejo de ser discreta. Había escuchado que en los reinos del sur a veces se daban ocasiones en que "hombres" seguían el camino de la fe, pero aquel hombre tenía cabello por lo que no era un eunuco. - ¿Eres la madre, consejera real? - No habría podido detener su carcajada, aunque lo hubiera deseado, la idea era tan inconcebible en su cabeza que la risa se apoderó de él al punto en que sus ojos se pusieron vidriosos.

La clériga había continuado explicando el motivo por el cual se le había acercado, y había llegado un punto en que el príncipe de Vansterlandia trataba de controlar la risotada para poder respirar, acercó su jarra de cerveza esperando que el líquido le ayudase a pasar el exceso de euforia, sin embargo las cosas acabaron peor cuando el príncipe acabo expulsando también el líquido hacia "el padre" en otro ataque de risa, simple y llanamente no podía contenerse, aunque al menos y estaba respirando mejor y tras aquel baño, su risa empezaba a menguar hasta que pudo recobrar algo del habla . - Ya... hombre... - Hacía años que no reía de esa manera, y la risa parecía no querer liberarlo ahora que era su prisionero, pero Castigodedioses se resistió como pudo. - En serio, ¿quién eres? - Tras su estallido de risa, comprendió que probablemente todo aquello era una broma. Tenía que admitir que, si le había enviado la princesita para calmar las aguas entre sus reinos, había elegido una forma bastante buena de hacerlo, nada resquebrajaba el hielo como un buen bufón.


Narró ~ < Pienso > ~ - Hablo
avatar
Dekar
Gennin Elite
Gennin Elite

Mensajes : 2041
Fecha de inscripción : 24/01/2012

Estado
 :
800/800  (800/800)
 :
1200/1200  (1200/1200)

Ver perfil de usuario http://stormgenerations.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Diplomacia perdida | Dwyn

Mensaje por Dekar el Jue Nov 08, 2018 9:38 am

Le decepcionaba un poco que un príncipe cumpliera exactamente con todos los estereotipos que se esperaban y decían de él. Maleducado, soez, simple e incluso estúpido. En el fondo había albergado la esperanza de que Harald mostrara un mínimo de inteligencia que indicara que era merecedor de su título pero no, ahí estaba, como un mono golpeando una roca con una piedra. No menospreciaba al ejército de Vansterlandia, jamás haría algo así, pero empezaba a tener la certeza de que detrás de toda aquella fuerza bruta no había nada más y eso les hacía más fáciles de combatir si llegaba el momento, algo que el príncipe parecía más que empeñado en acelerar. En verdad tenía sentido siendo la fuerza su único y pobre atributo.

La risa se volvió cada vez más estridente pero Dwyn no tardó ni un ápice en unirse a la misma de manera sonora y tan exagerada como el propio Harald, en parte para que se diera cuenta de lo ridículo que estaba siendo su espectáculo.

Los más cercanos a ellos no tardaron en quedarse mirándoles extrañados y sorpendidos, cuchicheando entre ellos al reconocer al heredero debido a su tan característico collar de pomos — ¿Yo? No soy nadie importante, solo un tipo raro del que ahora todos esos desconocidos creen que sois el mejor amigo del mundo. Apuesto a que nunca habían visto al gran heredero de Vansterlandia bromeando y divirtiéndose tanto con alguien que no perteneciera a su reino — al haberse reído conjuntamente lo que ambos sabían que había sido una burla fuera de lugar y desconsiderada se había convertido en una actitud amistosa y cómplice para el resto de testigos. Así de fácil podía ser darle la vuelta a una situación.

— ¿Vamos a poder mantener una conversación civilizada como adultos o va a seguir comportándose como un niño? — preguntó con tono paciente y paternal pero en aquel caso concreto con un tinte de sarcasmo bastante difícil de diferenciar. Mientras tanto se sacudía la ropa algo salpicada de manera distraída.


Narró ~ < Pienso > ~ - Hablo
avatar
Dekar
Gennin Elite
Gennin Elite

Mensajes : 2041
Fecha de inscripción : 24/01/2012

Estado
 :
800/800  (800/800)
 :
1200/1200  (1200/1200)

Ver perfil de usuario http://stormgenerations.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Diplomacia perdida | Dwyn

Mensaje por Dekar el Jue Nov 08, 2018 9:38 am

El tipo no tardó en comenzar a reírse, posiblemente buscando mostrar a la gente que estaba en la sala que el príncipe no se reía de él, sino con él... que no era el caso, pero tampoco su interés en el asunto llegaba a tal como para negarlo, poco o nada le importaba lo que pensase el resto. El sujeto se describió como un tipo raro, como si fuese necesario agregase en la descripción para entenderlo. - Cualquier guerrero de Vansterlandia me ha visto reír así frente a extranjeros, aunque generalmente luego de eso suelo enterrarles mi hacha en su cráneo o cortarles alguna de sus extremidades. - Así que supuso que, en cierta forma, si era una primera vez.

Las palabras que vinieron después de eso no le cayeron nada bien, desmoronando el poco buen humor que había logrado cimentar con su hilarante presentación. - ¿Y si no me interesa hablar con una clériga que intenta pasarse de lista? - Estaba acostumbrado a los comentarios de lenguas viperinas, en especial de miembros de la clerecía que pensaban que sus dioses les brindaban alguna bendición respecto al resto o, que llegado el caso, les ofrecerían salvación cuando a quien les escuchase se le agotara la paciencia. Su clase se creía superior al resto, pero a final de cuentas solo se escudaban en creencias y supersticiones. - Ya suficiente tengo con tener que aguantar a la mía como para más encima tener que soportar mordacidades de una extranjera. - El príncipe cogió un nuevo tarro de cerveza de la bandeja de un sirviente que pasaba y le dio un par de tragos antes de proseguir. - Dime que quieres para que te largues de una buena vez, y cuida el tono si no quieres que te arranque la lengua del gaznate, a ver si luego de eso puedes cantar plegarias a la diosa con el resto de las tuyas. - Bromas aparte, ya le había quedado claro que lo del título no era una broma, y lo ridículo era que "el hombre" parecía satisfecho con ello al punto en que lo había incluido en su introducción. Pero que más se podía esperar de Trovenlandia que eran gobernados por mujeres, aunque si todos los hombres de esa tierra eran como aquel sujeto, ya comprendía la razón, estaba claro que incluso la princesa Senja tenía más cojones que la Madre esa.


Narró ~ < Pienso > ~ - Hablo
avatar
Dekar
Gennin Elite
Gennin Elite

Mensajes : 2041
Fecha de inscripción : 24/01/2012

Estado
 :
800/800  (800/800)
 :
1200/1200  (1200/1200)

Ver perfil de usuario http://stormgenerations.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Diplomacia perdida | Dwyn

Mensaje por Dekar el Jue Nov 08, 2018 9:38 am

— Oh, por el amor de Padre Paz, tened piedad de mí, mirad como tiemblo — respondió rodando los ojos con toda la ironía que su voz fue capaz de pronunciar. Aquel pobre desgraciado no sabía mantener una conversación que no incluyera amenazas de muerte constantes y empezaba a resultarle tremendamente aburrido.

— ¿Por qué debería cuidar mi tono cuando vos no mostráis el más mínimo de los respetos?, ¿tan superior os creéis a todo lo que os rodea que pensáis que el resto deben lameros las botas solo por el miedo a recibir un puñetazo? Ahora que he comprobado como sois con mis propios ojos no necesito seguir perdiendo el tiempo así que os agradezco que me hayáis facilitado tanta información — se inclinó un poco antes de marcharse de allí con la tranquilidad con la que había llegado.

Tras comprobar que no eran unos aliados a considerar y que Senja no había sido la responsable de aquella escueta conversación previa no tenía nada más que hablar con aquel espécimen que caería cuando menos se lo esperara pues no había nada que uniera más a unos enemigos que el odio compartido contra otro enemigo y Harald se había ganado la enemistad de Trovenlandia en apenas un chasquido de dedos.


Narró ~ < Pienso > ~ - Hablo
avatar
Dekar
Gennin Elite
Gennin Elite

Mensajes : 2041
Fecha de inscripción : 24/01/2012

Estado
 :
800/800  (800/800)
 :
1200/1200  (1200/1200)

Ver perfil de usuario http://stormgenerations.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Diplomacia perdida | Dwyn

Mensaje por Dekar el Jue Nov 08, 2018 9:38 am

Pues parecía que el tipo no tenía nada de la paciencia que aparentase por su llamativo cargo, si esa era la mejor carta diplomática que tenían pues era claro que no recorrerían demasiado trecho. - ¿Respeto? - Dijo todavía divertido. - Voz reísteis conmigo ante mis comentarios, por lo que asumí que solo bromeabais ¿y luego me tratáis como un idiota con ironías que esperáis que no entienda? ¿por qué iba a mostrar respeto alguno? - Estaba claro que el orgullo del hombre clériga era mayor del que demostraba, probablemente era otro "elegido por la diosa" más y pensaba que los destinos de los reinos giraban en torno suyo, pues se equivocaba, a Harald le era indiferente el rango eclesiástico y no iba a tratar con respeto no ganado a alguien solo porque se presentaba como tal.

- Y no os equivoquéis, el que se cree superior de los dos siempre fuiste vos, con aires de intelectual como si el resto no pudiéramos seguiros el paso. - Si bien era cierto que el asunto le había dado gracia, con justas razones pues aún lo encontraba bastante inverosímil, también era verdad que pasada la gracia había tenido intención de escuchar lo que tenía que decir, pero no por ello iba a permitir que el tipejo se pusiera en una posición de superioridad moral y viniera a tratarle de imbécil. Era la clasica actitud que había tenido la antigua Clériga de su padre, una de las tantas razones del porque la despreciaba. - A diferencia de vos yo no me creo superior, no necesito nadie que lama mis botas y, de querer daros un puñetazo, ya lo habría hecho pues ganado lo tenéis. - Pero Harald no tenía intención alguna de ser él quien aventara la primera piedra, en especial cuando ellos parecían tan dispuestos a hacerlo. - Espero que en verdad no respondáis por vuestro reino, pues tras esto no seré yo quien susurre calma a los oídos de mi padre. Y con la afrenta que ya habéis hecho, básicamente escupiendo en su rostro durante la ceremonia, bien hallado será su puño cuando clame por retribución. - Si para Harald había sido algo inaudito, para su padre debió ser un golpe bajo, y Molgrom no era de los que olvidara y perdonara. Toda aquella situación era el colmo del descaro, parecía que Trovenlandia buscaría cualquier medio por el que justificar sus deshonras. - Si queréis una excusa para justificar vuestra sucia alianza, dile a tu gente que no la busquen en mí. - Dijo antes de volver a sentarse donde estaba y continuar bebiendo de su jarra, menuda ridiculez.



Narró ~ < Pienso > ~ - Hablo
avatar
Dekar
Gennin Elite
Gennin Elite

Mensajes : 2041
Fecha de inscripción : 24/01/2012

Estado
 :
800/800  (800/800)
 :
1200/1200  (1200/1200)

Ver perfil de usuario http://stormgenerations.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Diplomacia perdida | Dwyn

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.