Drowning in wine

Ir abajo

Drowning in wine

Mensaje por Dekar el Lun Sep 17, 2018 8:31 pm

Ellyn Rowan escribió:

Drowning in wine
Sotodeoro ♕ 277 AC
Para Ellyn la risa de los Roxton le aturdía, le parecía un ruido insoportable que le atormentaba persiguiéndole en todos los rincones del gran salón. No había manera de evitar escuchar los choques de sus celebrantes copas. Peor todavía, ahí estaba su viejo padre, con su aliento fétido regando de atenciones a su nueva esposa, Annara Roxton. Le causaba náuseas pensar que casi compartían la misma edad y si se descuidaba, terminarían compartiendo el mismo repugnante destino, sentadas en las piernas de un vejestorio.

Llevó su copa hasta sus labios, sus sentidos ya algo importunados por el vino, y vio su reflejo en el rojo. Su mirada era altanera, pero el resto de ella parecía gentil, tan gentil como siempre lució su madre. Ese sí que era motivo de celebración, que de su padre no tuviera nada más que el color de sus cabellos y el buen sonar de su apellido. Alzó la copa y agradeció a los dioses tal bendición, algunos invitados, algo confundidos, celebraron con ella la amabilidad de La Madre en este día, sin saber exactamente las razones de Ellyn para tal cosa, concluyendo que se refería a la felicidad hogareña que le esperaba a su padre con su joven y hermosa señora.

¡Viene siendo buena hora para ver qué tiene para ofrecer la nueva Lady Rowan! —parloteó el padre de la joven castaña, con las mejillas sonrosadas de entregarse con alborozo al vino del Rejo, para vergüenza de Ellyn— ¡Quitadle la ropa, compañeros! De suficientes encajes finos la vestiré en el futuro.

Todos los invitados acudieron al llamado del anfitrión con el júbilo de una congregación de escuderos pubertos a despojar de sus ropas a la nueva señora de Sotodeoro, y las invitadas, con un poco más de pudor, no tardaron en hacer lo mismo con su señor padre. Ellyn se negó rotundamente a participar en tal bestialidad y su desapruebo fue suficiente para inspirar a sus hermanas menores en adoptar similar actitud.

Bajo otras circunstancias Ellyn y sus hermanas se habrían llevado un fuerte reproche por parte de su padre, pero afortunadamente para ellas el Señor de Sotodeoro estaba noblemente embriagado y no tan noblemente encandilado con el prospecto de tener a la joven Roxton privada de todo ropaje como para advertir las necedades de sus hijas.

Habiéndose retirado su padre, y con ello toda posibilidad de verse humillada en público, Ellyn optó por encaminarse hacia los jardines con la copa medio llena en una de sus manos. Se sentó con algo de torpeza en el frío banco de piedra, su equilibrio algo turbado tras ingerir rojo suficiente para no tener que pensar en lo que estaba sucediendo en su casa.





Narró ~ < Pienso > ~ - Hablo
avatar
Dekar
Gennin Elite
Gennin Elite

Mensajes : 2041
Fecha de inscripción : 24/01/2012

Estado
 :
800/800  (800/800)
 :
1200/1200  (1200/1200)

Ver perfil de usuario http://stormgenerations.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Drowning in wine

Mensaje por Dekar el Lun Sep 17, 2018 8:32 pm

Emma Merryweather escribió:Una vez más, Emma se encontraba en un lugar sin deseos de estar allí; sus padres la habían forzado a asistir a la nueva boda de Lord Rowan, con una joven dama oriunda de la casa Roxton, en representación de su familia. Su madre, Lady Elinor, era hermana de la difunta esposa, por lo que consideró oportuno enviar a la vergüenza de su familia a felicitar a su cuñado, si es que aún podía llamarlo así. Sentada allí, sola entre un sinfín de personas que apenas conocía, pensaba en todas las ideas suicidas que se le ocurrieron en el camino para no llegar a destino, pero a final de cuentas, no lo hizo. Era demasiado cobarde como para atreverse a desafiar a sus progenitores.

Así que obedeció, una vez más, consciente de que esta no era sino otra ocasión más en donde su madre la castigaba por… ¿haber nacido? Un castigo que la misma Emma desataba sobre sí, cada vez que observaba su demacrado reflejo en algún espejo, preguntándose porqué los dioses se habían llevado a su hermana, en lugar de ella, ¿por qué? Si Alia era amada, tenía un futuro brillante por delante, era lo mejor que tenía su familia. ¿Por qué la habían dejado a ella viva? Y siempre llegaba a la misma conclusión: los dioses jamás habían sido benevolentes, y, al igual que sus padres, la martirizaban por el sólo hecho de vivir.

Aquellos pensamientos tan oscuros, desataba la desesperación en su alma, tanto así que sentía que el corazón le latía como queriendo escapar de su cuerpo, y un nudo en su garganta le impedía gritar. Con las manos temblorosas, tomó su copa de vino, llena hasta la mitad, y bebió un largo sorbo, intentando ahogar su dolor. Tras ésto, permaneció un momento callada, cabizbaja, con la vista estática en un punto fijo en la nada. Hasta que, de un momento a otro, y sin importarle lo que estuviera sucediendo a su alrededor, se puso bruscamente de pie y caminó a través de las mesas y por entre los invitados para salir del gran salón, no sin antes tomar una copa de vino de una de las bandejas que ofrecía un criado.

Deambuló un buen rato por el exterior, hasta que llegó a un frondoso jardín, iluminado sólo por la luz plateada de la luna. Se adentró en él, arrodillándose entre los arbustos y las bellas flores, para luego alzar la mirada al cielo.- ¿Por qué tenías que irte? ¿Por qué me dejaste sola? -preguntó. La última vez que había hablado con alguien así, fue días después de que Alia comenzará a acercarse a ella. No podía creer que ahora buscaba hablarle a su hermana menor. Cerró los ojos y se la imaginó corriendo, alejándose de ella, mirándole hacia atrás y sonriendo alegremente. << Tú me dejaste sola primero, hermanita >> la voz de Alia se escuchaba muy a lo lejos, no sabía si dentro de su cabeza, o fuera, en el exterior-. No, no, yo no quería, Alia, y tú lo sabes, yo nunca quise irme de casa, nunca quise irme de tu lado, ellos me obligaron -las lágrimas se agolparon en sus párpados y comenzaron a caer por sus mejillas sin que ella lo notara; su voz entrecortada reflejaba la angustia que sentía.

<< ¿Entonces por qué nunca me escribiste? No supe de ti durante años… Mamá decía que era porque ahora querías más a Mina, que a mí, que me habías olvidado >> aquello le sorprendió. Emma le había escrito a Alia desde el primer momento en que puso un pie en Altojardín, y siempre recibió respuesta a sus cartas, extrañas y un tanto cortantes, pero las recibía.- Pero… yo sí te escribí, todos los años que estuve allá, te escribí todos los días y tú… << ¿yo? >> Tú me respondías… De forma extraña, pero me respondías… - << Mientes, porque yo jamás recibí una sola carta tuya, hermana. >> De pronto, el sonido de unos pasos distantes la pusieron alerta. Se quedó callada durante un largo rato, hasta que sintió que la presencia de su hermana ya no estaba. Por un instante, tuvo miedo ¿acaso habían mandado a algún guardia para buscarla? Se puso de pie sigilosamente y a horcajadas observó a través de las ramas, percatándose de que era una dama. Respiró más aliviada, pero entonces tuvo vergüenza de que la sorprendiera ahí, cual animal, escondida entre los arbustos. Intentó volver a arrodillarse en silencio, pero la copa la traicionó al caersele de la mano y rodar hacia el exterior, derramando el vino sobre el vestido de la Merryweather y el césped bien cuidado.

Inhaló una bocanada de aire, atemorizada, consciente de que se había escuchado el sonido de su impresión, y aguardó, temerosa de que aquella joven fuera corriendo a contarle a algún guardia que había un intruso en los jardines.


Narró ~ < Pienso > ~ - Hablo
avatar
Dekar
Gennin Elite
Gennin Elite

Mensajes : 2041
Fecha de inscripción : 24/01/2012

Estado
 :
800/800  (800/800)
 :
1200/1200  (1200/1200)

Ver perfil de usuario http://stormgenerations.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.