Oak and vines | Amáriel Redwyne

Ir abajo

Oak and vines | Amáriel Redwyne

Mensaje por Dekar el Lun Sep 17, 2018 3:12 pm

Año 280 | Mes 2 | El Rejo
Hacía un par de semanas había recibido una invitación la casa Redwyne para visitarles, el motivo era uno que difícilmente se podía eludir y, por lo que se expresaba en el cuervo, estaba relacionado a transacciones comerciales entre el Rejo y Roble Viejo. Con todo lo que estaba sucediendo en el seno de la familia Tyrell y considerando que en ese juego los Redwyne jugaban un papel principal, supuso que hablar de cebada y vinos no sería el único motivo de aquella invitación, pero para el Oakheart era un motivo lo suficientemente importante como para organizar aquel viaje y sus anfitriones probablemente lo sabían.

Roble Viejo no era una ciudad portuaria, pero si estaba relativamente cercana a la costa, se disponía de un pequeño embarcadero con algunos navíos por lo que junto con su comitiva fueron de ese lugar a la isla Escudo Verde, desde donde tomaron un barco más adecuado para el viaje hacia el Rejo. Aunque un puerto podía ser una gran fuente de recursos y podía llevar vida a una ciudad, el Oakheart la consideraba un arma de doble filo, pues era bien sabido que en el pasado los hijos del hierro habían aprovechado puertos para atacar ciudades del reino y aunque en esas épocas no había motivo para que algo así se fuera a repetir, no era sabio descartar por completo las historias del pasado, un puerto activo también era un blanco atractivo.

El viaje al sur les llevo hasta puerto Ryam, uno de los tres puertos de la isla principal y el que estaba más cerca de la fortaleza de los Redwyne, desde la cubierta se podía ver una ciudad llena de vida y movimiento, el puerto estaba lleno de embarcaciones mercantes con banderas de las más diversas procedencias. Para cuando la embarcación atracó el Oakheart y su comitiva estaban listas para descender, no fue sorpresa ver una recepción con los estandartes del racimo de uvas borgoña en campo azur esperándoles en el puerto para escoltarles hasta la fortaleza.


Narró ~ < Pienso > ~ - Hablo
avatar
Dekar
Gennin Elite
Gennin Elite

Mensajes : 2041
Fecha de inscripción : 24/01/2012

Estado
 :
800/800  (800/800)
 :
1200/1200  (1200/1200)

Ver perfil de usuario http://stormgenerations.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Oak and vines | Amáriel Redwyne

Mensaje por Dekar el Lun Sep 17, 2018 3:12 pm

Amáriel Redwyne escribió:

As my Duty
Con  John Oakheart ✦ En El Rejo ✦ AÑO 280 ✦ Mañana



La septa entro a la habitación sin preocuparse por ser silenciosa como en otras ocasiones, dos doncellas de servicio la acompañaban cargando cada una un cántaro con agua caliente, se repartieron las tareas y mientras una preparaba la bañera, la otra recorría las cortinas y abría las ventanas para que la luz de la mañana llegara el lugar. Amáriel se giró dándole la espalda al sol, abrazando una almohada que tenía cerca. ─¿Qué está pasando? ¿Por qué me despiertas tan temprano?─ preguntó saliendo de la somnolencia pero sin abrir los ojos, tenía la esperanza de que la dejaran dormir más tiempo.

─¡Su hermano es un irresponsable! Es el encargado de la casa ahora que sus padres están ausentes, ¡vaya ejemplo les dará a los señores de Roble Viejo!─ decía la Septa mientras seleccionaba el vestido que habría de usar la joven.

─¿Cuál viejo?─ un delicioso aroma floral flotaba en el aire producto del aceite en el agua, pero Amáriel no terminaba por despertar.

─Lord Oakheart y su comitiva están desembarcando en este momento, y Lord Hamish no puede sostenerse de pie de tanto vino, el salón principal está hecho un desastre, no pueden recibirlos ahí, tendrá que llevarlos a la sala este, ¡pero dese prisa!

El estado inconveniente de su hermano la ponía a ella como encargada de la casa, pero una recepción necesitaba tiempo, Amáriel no tenía idea de lo que su hermano les tenía preparado o si quiera había hecho los arreglos. Las doncellas le ayudaron a asearse y vestirse para la ocasión, con el estómago vació sentía que los nervios trepaban hasta su garganta, pero no tenía por qué preocuparse, después de todo había sido educada para lidiar con situaciones así. ─Preparen la sala este, entonces. Que las cocineras preparen pollo y cordero, vegetales verdes para acompañar y por supuesto, vino─ indicó con diligencia mientras montaba el caballo para dirigirse al pueblo, el poco tiempo y las circunstancias no le habían permitido llevar un peinado más elaborado, así que su cabellera rubia se movía libre por su espalda apenas sujeta por un listón detrás de su cabeza. Hizo correr al caballo hasta llegar a la costa, había llegado justo a tiempo para ver como los señores de Roble Viejo desembarcaban. Hamish había tenido la decencia de organizar una pequeña comitiva en la playa, los presentes se miraron unos a otros sorprendidos de verla llegar a ella, y no a Hamish.

─No tardaremos mucho, tengan preparados a los caballos─ dijo Amáriel, reparando en la presencia de unas damas que jamás había visto, y tampoco estaba segura de que fueran damas. ─¿Quiénes son estas mujeres?─ preguntó a su doncella, pero solo obtuvo como respuesta la cara colorada de la joven. Sin más, las personas de Roble Viejo se encontraban frente a ella pero, ¿Quién era Lord Oakheart?

─Bienvenidos sean al Rejo─ saludó inclinándose unos cuantos centímetros con la espalda erguida, al tratarse de una casa vasalla no había necesidad de tanta formalidad como lo tendría una gran casa o miembros de la familia real. ─Confió que su viaje haya transcurrido sin inconvenientes, Lord Oakheart, los estábamos esperando─ se dirigió al hombre de mayor edad, pues él debía ser el señor de la casa, aunque por un instante su mirada se encontró con la de otro joven que se encontraba al frente de la compañía.



Narró ~ < Pienso > ~ - Hablo
avatar
Dekar
Gennin Elite
Gennin Elite

Mensajes : 2041
Fecha de inscripción : 24/01/2012

Estado
 :
800/800  (800/800)
 :
1200/1200  (1200/1200)

Ver perfil de usuario http://stormgenerations.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Oak and vines | Amáriel Redwyne

Mensaje por Dekar el Lun Sep 17, 2018 3:12 pm

Año 280 | Mes 2 | El Rejo
- ¿Y Gwayne? - Pregunto al anciano Edgar, un súbdito que había servido toda su vida aconsejando a su padre en materias de moneda. Según contaba la historia, su abuelo, percatándose de la mente afilada del entonces niño que era Edgar, le había llevado a servir al castillo donde había aprendido lo que ahora buscaba transmitir a aquella nueva generación. - Seguía en su camarote cuando mande a buscarlo. - El anciano se encogió de hombros mientra sus dedos jugueteaban inquietos sobre su cayado, su señor hizo un gesto de enojo con los ojos y se dio media vuelta. - Yo iré por él, encárgate que los preparativos para desembarcar no se interrumpan. - Gwayne Oakheart era el cuarto de los cinco hijos del matrimonio entre Arys Oakheart y Arwyn Tarly y el tercero de los varones, era un gran caballero, un hombre de honor cuya encantadora personalidad contrastaba con cualquiera de las de sus hermanos mayores, solo tenía un pequeño inconveniente. Al llegar Lord Oakheart no toco la puerta, llevo su mano directo al pomo y al sentir que estaba cerrada no dudo en impactar su hombro contra ella haciendo que la chapa cediera. - ¡No estoy listo! - Era una forma positiva de expresarlo, se notaba que su hermano acababa de despertarse y buscaba vestirse apresurado. El gran punto en contra de Gwayne es que era, en palabras de sus hermanos, un maldito vago, y uno particularmente desordenado. John estaba seguro que cuando le tocase ser parte de una guerra su hermano no acabaría participando porque se quedaría dormido o bien no encontraría su propia espada. - Maldita sea, Gwayne. - Su hermano saltaba en una apta tratando de hacer pasar unas calzas, tenía una cara de no haber descansado nada y no las catorce horas que probablemente había dormido durante la noche. No pudo evitar coger el ánfora con agua que tenía sobre la mesa y aventarlo el contenido encima. - A ver si despiertas, ¿por qué los siete me castigan? - Mientras su hermano "se ahogaba" y refunfuñaba, John se puso a buscar entre el desorden algo para que se pusiera. - No llevamos dos días en el puto barco ¿cómo cresta logras tal desorden en tan poco tiempo?

Cuando por fin salió arrastrando del hombro a su hermanito, pudo notar que Edgar, como de costumbre, había seguido sus palabras al pie de la letra. Demasiado al pie de la letra. A veces se le olvidaba que la cabeza del anciano no era lo que solía ser, y claro que enfocaba todos sus pensamientos en la tarea que emprendía y en ese caso había tomado de forma literal lo de no interrumpir, la comitiva estaba bajando sin ellos. -  Vas atrasado. - Dijo Gwayne risueño ante lo que su hermano correspondió como toda persona sensata lo haría, apretándole con fuerza el hombro y arrastrándolo con más fuerza. Pudo ver como algunos de los miembros de la tripulación miraban con una sonrisa en su estúpida boca aquella escena, y claro que debía ser gracioso, no solo por temas de política y protocolo, sino porque a eso había que sumarle el factor que Gwayne era un hombre bastante alto, le sacaba al menos una cabeza al más alto de los tripulantes y que un hombre así estuviese siendo arrastrado como un niño pequeño debía de ser todo un espectáculo, aunque era cierto que John le sacaba media cabeza a su hermanito ya que era considerado uno de los hombres más altos de todo poniente, pero el ver que hacían un espectáculo tan solo le enfureció más, de tener más tiempo le habría borrado la sonrisa a esos idiotas de un puñetazo.

Edgar, encabezando a la comitiva de Roble Viejo, llego hasta donde le esperaban. Tenía claras sus labores, una vez cumplidas las formalidades acompañaría a su señor y hermano hacia el castillo con un par de hombres más como escolta, mientras el resto de la tripulación se quedaba en el puerto. Entre sus deberes estaba también escoltar regalos que habían traído para sus anfitriones, todo en su cabeza estaba en sistemático orden como si fuera uno de sus libros de cuentas, sin embargo cuando correspondió a la reverencia de la joven que les recibía y le llamo Lord supo que estaba en un inesperado problema. - Muchas gracias por vuestra bienvenida milady... - El anciano no estaba muy seguro de cómo decirle el error que había cometido, miro hacia atrás viendo como su señor se abría paso entre el mar de gente y cajas que ya habían comenzado a ser bajadas. Lo único que atino fue a carraspear y comenzar la introducción, como si nada de lo dicho hubiese acontecido. - Os presento a Lord John Oakheart, señor de Roble Vieja... y a su hermano, Ser Gwayne Oakheart. - El pálido rostro del consejero había tomado un tono rojizo, que era nada si se comparaba con el de su señor que venía rojo cual tomate, aunque se podía ver que trataba de respirar para atenuar el efecto, sin mayores resultados, era como un gigante salido de un cuento norteño listo para hacer una arremetida contra una aldea. - Os pido... pedimos disculpas, mi lady. - Acompañó sus palabras de una reverencia así como su hermano, antes que le obligara a hacerlo, fue entonces que notó que el estar acarreando así a su escolar no sería bien visto, así que le quito la mano del hombro. De no haber estado ante la representante de sus anfitriones sus manos estarían sobre su cuello en esos momentos. - Soy Lord Arys Oakheart, es un placer. - Se pudo escuchar otro carraspeo por parte de Edgar quien con un gesto de sus ojos querían darle a entender que ya le había introducido. - Sois muy amable en venir a recibirnos... - Aunque por su tono de voz se notaba que habría preferido no fuese así.



Narró ~ < Pienso > ~ - Hablo
avatar
Dekar
Gennin Elite
Gennin Elite

Mensajes : 2041
Fecha de inscripción : 24/01/2012

Estado
 :
800/800  (800/800)
 :
1200/1200  (1200/1200)

Ver perfil de usuario http://stormgenerations.foroactivo.com.es

Volver arriba Ir abajo

Re: Oak and vines | Amáriel Redwyne

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.